Introducción a la Metodología del Ajedrez Escolar

Introducción a la Metodología del Ajedrez Escolar

¿Por qué jugar al ajedrez?

Con los inviernos largos y duros, el ajedrez puede resultar muy útil (os habéis planteado por qué el ajedrez está más desarrollado en los países con peores condiciones climatológicas). Es muy barato, se necesita poco material que no es caro. Sólo son necesarios 2 jugadores, lo que puede resultar muy útil dada la situación de dispersión demográfica de nuestra población.

El ajedrez es divertido y podemos hacer que enganche desde el primer momento, aunque deberíamos hacer algunas aclaraciones antes de empezar, porque una de las cosas que vais a descubrir dentro de un momento es que hay muchas ideas preconcebidas sobre el ajedrez que deben ser corregidas o matizadas. El ajedrez tiene muy buena prensa en la sociedad. Sin embargo, realmente no se aprecia el poder que tiene para desarrollar tanto valores como el potencial intelectual de las persona.

1. Es un juego para inteligentes.

Ajedrez e iteligencia

¿El ajedrez desarrolla la inteligencia?

De entrada, muchos padres van a ver con mejores ojos que su hijo quiera jugar al ajedrez a que se dedique a dar patadas a un balón. La verdad es que el ajedrez es más que un simple juego y es muy útil porque desarrolla la capacidad de razonamiento, pero no es un juego para inteligentes. Nos hace más inteligentes, pero lo puede jugar cualquiera.

2. Es un juego lento y aburrido.

El tiempo es relativo… en muy poco tiempo se pueden jugar muchas partidas

Otra idea muy común es pensar que las partidas son muy largas y que hay que estar pensando mucho tiempo, pero la realidad es que los niños y aquellos que empiezan juegan a su aire y que en 10 minutos han podido jugar una partida (o varias si hay mates del Pastor). Además el uso del reloj nos permite limitar el tiempo de reflexión y de duración de una partida. Una idea sería explicar el uso del reloj y poner un vídeo en el que se vea jugar una partida a 5 minutos.

El ajedrez es barato, sólo hacen falta dos jugadores y se puede practicar al aire libre o en un espacio cerrado.

3. El ajedrez no es para mí.

Ajedrez no

¿Ajedrez? No quiero oír. No quiero ver. No quiero saber

Cualquiera puede jugarlo y disfrutarlo; y, ¡ojo!: engancha. Empiezas a ver que progresas, y quieres jugar más y saber más, y probar nuevas tácticas…

4. El ajedrez no tiene edad.

Puede jugarse siempre. El problema de casi todos los deportes es que te haces mayor y ves como el cuerpo no da más sino menos que antes y te sientes cada vez más limitado. En el ajedrez esto está mucho más relativo. (En general, Yo no puedo ganar a un chaval de 20 años en una carrera pero en el tablero las condiciones físicas no imperan tanto como la experiencia y los conocimientos adquiridos a lo largo de los años).

5. El ajedrez es un juego silencioso. Sin silencio no hay concentración.

El silencio en ajedrez

El silencio en las clases de ajedrez no siempre es lo mejor

Esto puede ser cierto cuando se enfrentan dos jugadores de cierto nivel. Pero cuando dos niños (o no tan niños) se inician, necesitan hablar, decirse cosas, comentar… Y eso es bueno. Habrá que evitar la desmesura y, por supuesto, la gamberrada (que rara vez ocurre). Pero el monitor debe tener claro que ese ruido es necesario y útil.

El silencio es bueno… para el profesor.

En mis entrenamientos suele haber bastante follón. Si alguien entra de improviso puede, al principio, sorprenderse. Cuando observa más atentamente, comprende que todo el mundo está enganchado y trabajando, a veces, excesivamente implicados.

Y tengamos claro que SILENCIO no es igual a TRABAJO. Y puede que esté más cerca de aburrimiento.

El ajedrez no es para inteligentes, no tiene edad de iniciación, es inclusivo y no tiene porqué ser un juego silencioso.

6. Conflicto de intereses

Conflicto y Ajedrez

Siempre habrá un conflicto entre el monitor y el alumno

Una situación frecuente es que el profesor quiere “aprovechar bien el tiempo” y quiere que sus alumnos aprendan muchas cosas porque “para eso me pagan”. Pero los chavales vienen a pasarlo bien.
Choque de intereses.

Como monitores, tenemos que conseguir que su juego mejore. Pero resulta que como más mejoran es jugando.
Nuestra misión más importante va a ser hacer que jueguen y facilitarles las condiciones para que lo puedan hacer: material, local, horario, torneos… (individuales, por equipos, en consulta, con material reducido, por Internet, amistoso con chicos de otros coles y, sobre todo, saliendo a jugar campeonatos con otros niños).

No Comments

Post A Comment

Simple Share Buttons
X